ESTE AÑO SÍ QUE SÍ: 6 DESEOS PARA 2022

Comparte con
otros Canallas

Yo no soy de listas pero este 2022, con sus tres patitos, bien merece que me deje de historias y haga una, no sea que luego el año pase en un suspiro (como siempre) y al hacer balance me quede con cara de pasmao por no haber aprovechado el tiempo.

Ahí va mi lista:

1. Ordenar los libros por el color del lomo.

Ya estoy harto de ordenarlos por materias o autores, quedan unas estanterías feas-feas. Molan más ordenados por el color del lomo, ¡donde vas a parar! Como homenaje a Isaac Newton y su prisma, empezaré por el rojo y, siguiendo el espectro cromático, acabaré en el violeta. Blancos, negros y grises los pondré en estantería aparte, para que den un tono elegante. Además, las diferentes alturas y grosores le proporcionarán al conjunto un ritmo visual para pasar horas mirándolo. Sí, me dirás que será más difícil encontrar un libro en concreto pero, no me negarás que será mucho más bonito, ¿no?

2. Encasquetarme un sombrero.

Siempre he usado gorras pero, aunque he tenido tentaciones, nunca me he atrevido a llevar un sombrero Fedora/borsalino como Indiana Jones, Michael Jackson, Perry el Ornitorrinco, Humphrey Bogart, o Johnny Deep, ¡pues se acabó!, de este año no pasa. Iré a la sombrerería Obach de Barcelona para que me digan cual encaja con mi cara de canalla.

3. Hacer el camino de Santiago pero saliendo de Santiago.

Hace unos años lo hice saliendo de Tudela y, la verdad, fue increíble formar parte de ese río de gente con un destino común, compartiendo ruta y conversaciones durante el trayecto. Hacer el camino en sentido contrario me permitirá que, en vez de ir con personas, me cruce con ellas, generando otro tipo de relaciones y conversaciones, mucho más sintéticas y compactas, es como si hiciera el camino con las reglas gramaticales de Twitter de la mano de Mies van der Rohe (Menos es más).

4. Dejarme bigote.

En los cincuenta la mayoría de hombres lucía bigote pero hoy no está de moda. En mi vida he llevado la cara rasurada, con perilla, con patillas cortas o hacha, pero el bigote siempre se me ha resistido. ¡Pues se acabó!, este año me lo dejo y, además, será un señor bigote, nada de cuatro pelos. Sam Elliott ¡prepárate!

5. Ir a Sort (Lleida) y no comprar lotería.

Ir solo por las vistas del impresionante paisaje pirenaico y del río Noguera Pallaresa que cruza el pueblo, un río que invita a pillar un kayak para disfrutar de sus aguas bravas (Kayak Sort). Vale, comprar lotería tiene ese punto ilusionante de conseguir algo sin apenas esfuerzo y Sort es, desde hace años, la Meca donde peregrinan los aficionados a esa ilusión, pero no se puede comparar el acto pasivo de comprar lotería con subirse a un kayak y sentir la adrenalina a tope, ya te digo. Bueno, siempre hay algún afortunado al que le toca la lotería y luego se sube a un kayak, pero no abundan.

6. No comprarme una bicicleta eléctrica.

A pesar de que me den la chapa y me llamen raro. Me gusta ir en bici y, aunque llegue el último, llegar pedaleando al destino tiene un punto de reto conseguido con mi propio esfuerzo. Siempre me ha gustado aquella expresión ciclista al coronar un alto de “hoy he sufrido muy a gusto”, además con lo que cuesta una eléctrica de gama media, me compro una bici no eléctrica de escandalera. Pero que cada cual haga lo que quiera.

No sé si conseguiré realizar los seis deseos pero de momento los he escrito y eso ya es un principio. Ahora los colgaré en la puerta de la nevera junto a un rotulador fosforito y ya te contaré. Y tú, ¿eres de hacer listas o improvisas?

marius

Autor
MÁRIO GÓMEZ

Artista rompedor, cocinero sin postureo y motero empedernido. ¿De qué van mis artículos? De todo y de nada pero, básicamente, de lo que pasa por mi mente canalla. (+ info)

#EspírituMotero #Inconformista #CocineroSinPostureo

marius

Autor
MÁRIO GÓMEZ

Artista rompedor, cocinero sin postureo y motero empedernido. ¿De qué van mis artículos? De todo y de nada pero, básicamente, de lo que pasa por mi mente canalla. (+ info)

#EspírituMotero #Inconformista #CocineroSinPostureo



SEGUIR LEYENDO..