La Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial mola mucho.

Comparte con
otros Canallas

El monasterio de San Lorenzo de El Escorial dicen que es uno de los monumentos más visitados de España, patrimonio de la humanidad y etcétera, etcétera y, la verdad es que cuando lo ves per primera vez te deja apabullado. Tal vez ya lo conozcas y no te descubra nada nuevo pero, yo lo he visitado varias veces y siempre disfruto de este conjunto monumental tan singular creado por Felipe II para demostrar el poderío de España en el siglo XVI y, sin entrar en política, nunca quedo defraudado.

El rey Felipe II ordenó la construcción del monasterio para celebrar la batalla de San Quintín (1557) y, no te voy a abrumar con datos de la época y descripciones de todo lo que es y alberga este edificio y su entorno, ya que puedes encontrarlo en Internet. La basílica, el Panteón Real donde reposan desde el siglo XVI los monarcas españoles y, entre otras cosas singulares, sus jardines, son únicos.

La construcción la inició Juan Bautista de Toledo y fue concluida, en solo 21 años, por su discípulo Juan de Herrera, ¡flipante!, dado que las cifras de este recinto son de vértigo: 2.000 habitaciones (más o menos), 15 claustros, 88 fuentes, 9 torres, además de la Basílica con su cúpula de 92 metros de altura y 17 de diámetro, inspirada en la del Vaticano.

Impresionante, ¿no? ¡Ya te digo!, es algo inalcanzable en conjunto pero, para mí, el espacio más especial de todo el recinto es la Real Biblioteca.

¿Que no has oído hablar de la biblioteca del Monasterio de El Escorial? Pues ¡es una pasada! Es como adentrarse en un mundo de conocimiento y sabiduría. Está ubicada justo encima de la entrada principal de acceso a la basílica y es como si alguien hubiera decidido poner una biblioteca con todos los conocimientos del mundo conocido en un solo lugar.

Cuando entras, te encuentras rodeado de estanterías llenas de libros antiguos y notas que el tiempo se ha detenido en ese lugar. Puedes sentir la historia en cada página y los ecos de los sabios que alguna vez buscaron respuestas en esta sala diáfana de 54 metros de longitud, 9 de anchura y 10 de altura con ventanales a ambos lados y bajo una enorme bóveda de cañón. Vamos, ¡para quedarte a vivir!

Cuenta con más de 45.000 libros, además de 2.000 manuscritos árabes, 1.300 en latín, ¡imagínate! Hay obras sobre teología, historia, filosofía, ciencias naturales y mucho más.

Y no sólo eso, también alberga una impresionante colección de mapas y grabados. Es como si pudieras viajar en el tiempo y explorar el mundo tal y como era en siglos pasados destacando, como una de las piezas más conocidas, la Esfera Armilar que representa el sistema solar según las teorías de Claudio Ptolomeo y era utilizada para el estudio de los movimientos de los astros, y que Felipe II tuvo en su residencia habitual hasta que en 1593 decidió que formara parte de la biblioteca.

Las pinturas cubren todo el techo y las paredes, y representan escenas históricas y mitológicas donde el tema principal es las siete Artes Liberares que concentraban todo el saber de la época. Fueron pintadas por el italiano Peregrino Tibaldi en 1592, seis años antes de la muerte de rey, que pudo disfrutar, al final de su vida, de esta obra magna donde cada pincelada está llena de vida y movimiento.

Estas siete Artes enlazan como eslabones los dos testeros de la sala. En uno de ellos está la Filosofía, entendida como el compendio del conocimiento humano. En el testero opuesto podemos ver la Teología, que representa el conocimiento divino. Esta bóveda escenifica el viaje desde la humana Filosofía, transcurriendo por las artes y disciplinas del saber reconocidas para la formación del hombre libre de la época, hasta llegar a la divina Teología.

Las siete Artes Liberales están subdivididas en el Trivium (Gramatica, Retórica y Dialéctica) y el Quadrivium (Aritmética, Música, Geometría y Astrología). Es fascinante recorrer la sala desde la puerta de acceso (la Filosofía) hasta el final (la Teología) con la boca abierta de asombro ante tamaña obra de arte.

La cantidad de detalles es alucinante y puedes pasar horas mirando cada rincón y descubriendo nuevos elementos. Los colores son intensos y vivos, y te transportan a un mundo completamente diferente.

Hay personajes históricos como reyes y emperadores, rodeados de escenas épicas y batallas. También hay dioses y diosas mitológicos, con poses majestuosas y expresiones dramáticas. Es como si estuvieras en el centro de un gran drama visual.

La Real Biblioteca en sí misma es un lugar impresionante y estas pinturas la elevan a otro nivel. Es como si las palabras cobraran vida en forma de imágenes. Si eres un amante del arte o simplemente te gusta maravillarte con cosas hermosas, definitivamente tienes que visitar el monasterio de El Escorial y, sobre todo, esta biblioteca única.

marius

Autor
MARIO GÓMEZ

Artista rompedor, cocinero sin postureo y motero empedernido. ¿De qué van mis artículos? De todo y de nada pero, básicamente, de lo que pasa por mi mente canalla. (+ info)

#EspírituMotero #Inconformista #CocineroSinPostureo

marius

Autor
MARIO GÓMEZ

Artista rompedor, cocinero sin postureo y motero empedernido. ¿De qué van mis artículos? De todo y de nada pero, básicamente, de lo que pasa por mi mente canalla. (+ info)

#EspírituMotero #Inconformista #CocineroSinPostureo



SEGUIR LEYENDO..